arrow
Historias

El lujo de sentirse como en casa: una casa de ensueño entre el Etna y el mar

Lo que se siente al llegar a Rocca delle Tre Contrade es una gran sensación de libertad. Esta joya de la hospitalidad Mediterránea está situada en Santa Venerina, en una cima privada con vistas a un paisaje extraordinario: por un lado el Etna con su energía e inquieto encantore, por el otro, el inmenso y tranquilo mar Mediterráneo. Aquí la naturaleza hace sentir su presencia con fuerza; seduce y conquista, acoge y revitaliza. Jon es el orgulloso anfitrión que eligió la singularidad de este lugar para hacer realidad su sueño y compartirlo con huéspedes de todo el mundo.

“El primer pensamiento fue: aquí hay que hacer algo, este es un lugar demasiado hermoso, lleno de energía, luz y viento.”

Rocca delle Tre Contrade es una villa/hostería con todas las comodidades y servicios, pero, sobre todo, es un hogar.  Cuando Jon y sus socios decidieron renovar la antigua finca aristocrática abandonada y en ruinas de la que se enamoraron a primera vista, partieron de este concepto. Fue un largo camino, un proyecto que tomó forma con el tiempo, requirió paciencia y se llevó a cabo con la dosis justa de riesgo e iniciativa.

Gran viajero (por trabajo y por vocación), Jon aprovechó la oportunidad para crear un lugar de hostelería que combinara a la perfección el lujo de las vacaciones y las comodidades del hogar: doce habitaciones, una piscina infinita de 25 metros de largo, una pista de tenis, una Huerta de vegetalesc y un huerto de cítricos, cocina abierta las 24 horas y cursos impartidos por chefs internacionales.

Quería ofrecer lo mejor de Sicilia, respetando el alma de la casa y tratando de preservar sus características de época; pero también creó un ambiente que reflejaba su personalidad, eligiendo él mismo los muebles, las decoraciones y las obras de arte, sin la ayuda de arquitectos e interioristas: libre de los condiciionantes de la experiencia en el campo, siguió sus propias intuiciones e ideas para construir y compartir la casa de sus sueños.

“El verdadero lujo no reside tanto en los grifos de oro o en el mármol, sino en el espacio, la luz, la altura de los techos, cosas que ya no se encuentran”

Los viajeros que eligen Rocca delle Tre Contrade saben que podrán disfrutar de todos los beneficios y servicios de un hotel de primer nivel, como si estuvieran en casa: nunca compartirán la piscina ni se codearán en las tumbonas con un extraño. Sólo estarán rodeados de amigos, familiares o las personas con las que deseen compartir sus vacaciones.

“Lo primero que les decimos a los huéspedes es que han llegado a casa”

La cocina juega un papel muy importante en este oasis de bienestar y relajación: Jon ha optado por ofrecer recetas tradicionales sicilianas con elementos de la cocina italiana e internacional. Quien pone estas ideas en la mesa, transformando principios y filosofía en platos sabrosos, sencillos y auténticos, es Isidora, conocida como Dora, la cocinera de Rocca delle Tre Contrade.
Guardiana de una tradición transmitida de generación en generación, Dora coordina la cocina, se encarga de la compra, elige los ingredientes, escucha a Jon, interactúa con los invitados y sabe cómo hacer que cada receta sea especial.

“Simplificamos los platos para hacerlos lo más puros posible, sin cambiarlos demasiado”.

Cada año, en primavera y otoño, los huéspedes de Rocca delle Tre Contrade pueden participar en cursos de cocina con chefs estrella: una oportunidad más para que los viajeros gourmet pasen momentos preciosos juntos, guiados por profesionales que ofrecen generosamente su experiencia y se dejen inspirar por la calidad y abundancia de materias primas que sólo un suelo tan generoso como el de Sicilia puede ofrecer.

Jon, Dora y todos los que colaboran en este proyecto son la familia por la que a todos nos gustaría ser recibidos: discreta, atenta, cariñosa, que sabe exactamente cómo hacernos sentir como en casa dejándonos vivir un sueño.

 

Artículos relacionados